La represa de Chingaza, o embalse de Chuza, está en el parque natural Chingaza, en el municipio de Fómeque, Cundinamarca, en la misma vertiente de la lagunade Chingaza. La obra se terminó en 1982, contratada por el acueducto de Bogotá. Las aguas de su sistema hidrográfico se aprovechan para el consumo humano y para las actividades agropecuarias de varias poblaciones, así como para la generación de energía eléctrica. De hecho, provee de agua potable a un 80% de la población de Bogotá.

El embalse almacena 220 millones de m³ de agua captada de los ríos Guatiquía, Chuza y la quebrada Leticia. Además, el acueducto tiene captaciones en la quebrada El Mangón que hace parte de la cuenca del río Blanco. A una distancia por carretera de 55 km de Bogotá, el embalse de Chuza cuenta con una vida útil aproximada de 25 años. Este se encuentra a una altura de 2.990 msnm, en la cuenca del río Chuza, tributario del Guatiquía. Abarca un área embalsada de 537 hectáreas con una profundidad de 127 m máxima y 70 m promedio, siendo el destino principal de las aguas del embalse el consumo humano, en general, porque este se caracteriza por la buena calidad de sus aguas y sus variables se ajustan a las normas exigidas para dicho uso.