La Carretera Marginal de la Selva es una importante vía de Suramérica planeada en 1963 para unir las regiones amazónicas de Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela. En Colombia, esta vía esta constituída en su mayoría por los trayectos de la Ruta Nacional 65, aunque incluye tramos de la Ruta Nacional 45 para enlazar con la Troncal Amazónica ecuatoriana E45 y de la Ruta Nacional 65A.

Esta carretera constituye el eje de la comunicación entre la zona andina y los vastos territorios de la Amazonia y Orinoquia colombianas, además facilita la integración de extensas regiones como Arauca, Casanare, Meta, Caquetá y Putumayo y el Piedemonte llanero a la economía nacional , dice un informe del Invías conocido por este diario.