Este equipo permite determinar el asentamiento, que puede sufrir un suelo cuando es sometido a diversas cargas bajo condiciones de saturación o en estado natural.

Está constituido por una celda de consolidación, que consta de un anillo en el cual se encuentra confinado lateralmente un espécimen, de suelo el cual lleva en su parte superior e inferior una piedra porosa que permite la fluidez del agua que se encuentra en los poros de la muestra al aplicarle carga.

En la parte superior del anillo se encuentra un vástago de carga en el que se aplican las presiones de asentamiento alas que se desea someter la muestra. Las deformaciones que experimenta el espécimen son medidas a través de un micrómetro de deformación. Este equipo también es usado para realizar ensayos de colapso de los suelos y expansión libre o controlada por el método edométrico.

El propósito fundamental del ensayo de consolidación es determinar ciertos parámetros que se utilizan para predecir la velocidad y la magnitud del asentamiento de estructuras fundadas sobre arcillas. Además, el ensayo permite obtener información acerca de la historia de presiones a que ha sido sometido el suelo. Los parámetros más importantes que se obtienen del suelo al realizar el ensayo son:

  • El coeficiente de consolidación (cv), que indica el grado de asentamiento del suelo bajo un cierto incremento de carga y vinculado a la velocidad del mismo.
  • El índice de comprensibilidad (Cc), que expresa la compresibilidad de una muestra